jueves, 20 de octubre de 2011

Anatomia y Fisiologia


Los tiburones son condrictios -peces cartilaginosos- es decir, su esqueleto está hecho de cartílago en vez de hueso.
La piel de los tiburones está formada por una especie de escamas conocidas como dentículos dérmicos. Otra función de esta piel tan específica es la de actuar como un silenciador, ya que el agua se distribuye hacia dentro de las hendiduras y no hacia afuera, limitando la fricción contra el agua, mejorando la movilidad y velocidad y, además, haciendo que el desplazamiento sea mucho más silencioso.

A diferencia de otros peces que poseen agallas, los tiburones presentan de cinco a siete pares de branquias, normalmente localizadas a los lados de la cabeza.
El hígado es bilobulado, y representa hasta el 30% del peso corporal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada